HOY 10% DESCUENTO EN CARNES, POLLO, CERDO Y MARISCO SOSTENIBLE

 

Tomar leche dorada se siente como un abrazo, por eso la elegimos como base para esta receta. Pero eso es solo el comienzo… cuando la leche dorada se mezcla con el resto de ingredientes, la magia comienza. A la hora de probarla, le va a costar creer que con tan poco esfuerzo, se pueda tener un resultado de ese nivel. Es muy probable que se convierta en un plato de alta recurrencia para servir en un brunch, o en sus propios desayunos o snacks.

La leche dorada, que no es ni leche, ni tampoco es tan dorada, es una bebida de tradición indú, a base de cúrcuma y especias. Una mezcla de súper alimentos poderosos para nuestra salud por su capacidad antinflamatoria, antioxidante e inmune. Aporta un agradable aroma y sabor, que junto a la avena y la chía hacen una delicia para su próximo desayuno. Además notará que es uno de esos alimentos que realmente nutren y se sienten bien.

Rinde para 2 porciones

1 taza de avena orgánica integral
2 cucharadas de semillas de chia orgánica
2 cucharaditas de mezcla de golden milk
1 cucharada de miel de abeja cruda
1 taza y media de leche de coco, almendra, vaca o cabra (según su preferencia)
2 cucharadas de semillas mixtas

En un recipiente de vidrio mezcle todos los ingredientes hasta lograr una mezcla homogénea. Tape y deje reposar en la refrigeradora al menos 4 horas o la noche completa. Sirva en la mañana con sus toppings favoritos, banano, semillas mixtas, fresas.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Consultas?